La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en ocasiones inadvertidamente apodada la “Iglesia mormona”, tiene una posición sobre la participación política que a menudo es malentendida. La Iglesia de Jesucristo no participa en “la política partidista”, esto significa, que aunque anima a sus miembros a participar activamente en las cuestiones de la comunidad, nunca le da favoritismo a ningún candidato o partido político. El consejo de la Iglesia SUD a sus miembros es educarse sobre estos temas y averiguar sobre los diferentes candidatos, participar activamente en la comunidad, y votar por una elección responsable y líderes éticos.

Mitt-Romney MormonDicho esto, La Iglesia de Jesucristo asume la postura de que la religión tiene un lugar en la manzana pública para defender la moral social y participar en defender lo que es moral, esto significa todas las religiones, las cuales en general valoran la conducta y conciencia ética. Desde antes de su creación, Estados Unidos siempre ha tenido un lugar especial para la religión, protegiéndola en la primera enmienda de la constitución. En los últimos tiempos, un terrible secularismo tanto del gobierno como de la sociedad en general ha atentado con disminuir y luego desvanecer la religión debido a sus influencias sobre la conciencia de la gente. Este es un error grave, La creencia religiosa está al centro de cada ser de cada persona y proporciona una sensación del significado de la vida, el compás con el que cada uno se maneja. Dado que el 90% de estadounidenses dice creer en Dios, es presuntuoso creer que pueden separarse por sí mismos de esta creencia al votar sobre temas sociales.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días insta a sus miembros a buscar su propio sentir sobre el tema de conciencia moral y luego participar activamente en asuntos políticos de conciencia social. No todos los miembros de la Iglesia SUD asumen la misma postura sobre temas sociales, y esto es normal. Sobre temas de la familia, La Iglesia de Jesucristo es especialmente abierta. Dado que la Iglesia es dirigida por profetas modernos, y ya que el Señor Jesucristo, quien lidera la Iglesia por medio de revelación directa, ha declarado en nuestros días que la familia está destinada a ser eterna, y que la unidad de la familia se compone de un padre y una madre amorosos con hijos, los Santos de los Últimos Días fieles no pueden flaquear en su apoyo al profeta.

En el caso del matrimonio gay, La iglesia de Jesucristo ha trasmitido el conocimiento recibido por revelación de que si se permite que la familia sea destruida, toda la destrucción profetizada en el Libro del Apocalipsis se llevará a cabo. Sin embargo, los mormones aprenden a amar a su prójimo como a sí mismos. Ningún miembro de la Iglesia SUD debe provocar, condenar al ostracismo, o negar los derechos a los homosexuales. La Iglesia SUD  ha defendido los derechos de los homosexuales (a excepción del matrimonio) en la Ciudad de Lago Salado. Lago Salado ha sido nombrado el lugar amistoso con los gays #1 entre las ciudades de tamaño medio de EE.UU. con Berkeley saliendo en tercer lugar.

El siguiente video es un breve y entretenido resumen de la neutralidad política de la Iglesia de Jesucristo

Mormones en la política

Los mormones en la política son republicanos, demócratas, libertarianos, etc. Una persona puede ser un “buen mormón” y pertenecer a cualquiera de estos partidos. Que los líderes políticos mormones tengan tal variedad de posturas, muestra que la Iglesia SUD no manipula a ninguno de sus miembros en la política.

Harry Reid

Bob Bennett

Orrin Hatch

Ezra Taft Benson

Jon Huntsman, Jr.

J. Reuben Clark

Reed Smoot

Larry Echo Hawk

Brent Scowcroft

Chris Cannon

Jim Matheson

Michael O. Leavitt

Yeah Samake