Aunque Mitt Romney entró al mundo de la política un poco tarde, después de una exitosa carrera de negocios, él es el producto de una familia política. Su padre, George Romney, fue gobernador de Michigan y fue candidato a la presidencia, y su madre, la antes llamada Lenore LeFaunt, postuló al congreso, pero no ganó. Su hermano, G. Scott Romney, postuló a Fiscal General de Michigan, perdiendo en convención de denominación en una batalla que produjo la división del partido republicano en ese lugar.

mitt-romney-mormonSe casó con Ann Davies en 1969. Juntos, tienen cinco hijos, todos muy visibles durante la campaña. Ellos son Tagg, Matt, Josh, Ben y Craig. A uno de ellos, Josh, se le ofreció la oportunidad de postular a una oficina propia en Utah, pero al final decidió que era demasiado pronto para hacer pasar a su familia en otra campaña política.

Mitt Romney asistió a la Universidad de Stanford y luego sirvió en una misión en Francia para su Iglesia. Mitt es miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a menudo llamada la Iglesia Mormona. Cuando regresó de Francia, se casó con su esposa, Ann, una mujer con quien había estado saliendo desde la secundaria. Se trasladó y se graduó de la Universidad Brigham Young, propiedad de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en 1971. Después fue a la Escuela de Derecho y a la Escuela de Negocios de Harvard, y en 1975 recibió su MBA y su licenciatura en derecho.

Después él trabajó para Bain and Company en consultoría de gestión. Haciendo uso de su experiencia luego formó su propia compañía, Bain Capital. Diez años después, decidió entrar a la política, compitiendo contra Edward Kennedy. Perdió ante el popular y altamente experimentado miembro del clan Kennedy, pero le dio la más ajustada pelea de toda su carrera, todo un logro para un recién llegado.

Cuando las olimpiadas del 2002 en Utah se convirtieron en objeto de escándalo, se le pidió a Romney venir a Utah y rescatarlos. Él asumió la abrumadora tarea de solucionar los problemas y crear unas Olimpiadas memorables. Su trabajó allí incluso generó un beneficio de 100 millones de dólares. Su contundente éxito provocó que volviera a la política. Se convirtió en gobernador de Massachusetts en el 2003, y al final de su único período, postuló a la presidencia de los Estados Unidos en una carrera muy disputada. En el 2006, dio un importante discurso sobre religión en la política, similar al que John Kennedy había dado como católico. En este discurso habló de la presión que había recibido para negar su fe:

“Hay algunos para quienes estos compromisos no son suficientes. Para ellos sería preferible que yo simplemente me distancie de mi religión, que dijera que es más una tradición que mi propia convicción personal, o rechazara uno u otro de sus preceptos. No haré tal cosa. Creo en mi fe mormona y me esfuerzo por vivir de acuerdo a ella. Mi fe es la fe de mis padres – seré leal a ellos y a mis creencias.

“Algunos creen que tal confesión de mi fe va a hundir mi candidatura. Si tienen razón, así será. Pero yo creo que subestiman al pueblo estadounidense. Los estadounidenses no respetan a los creyentes por conveniencia.

Los estadounidenses se cansan de aquellos que echan por la borda sus creencias, incluso para ganar el mundo”.

(Fe en América – en inglés)

Finalmente Romney se retiró de la carrera, alentando a sus seguidores a apoyar a John McCain. Fue frecuentemente nominado a la vanguardia para la posición de vicepresidente de John McCain.

Fuentes – en inglés:

http://www.biography.com/search/article.do?id=241055

http://en.wikipedia.org/wiki/Lenore_Romney

http://en.wikipedia.org/wiki/G._Scott_Romney