ann-romney-mormonEl mundo pudo aprender mucho más acerca del patriarca de la familia Romney durante la reciente campaña presidencial, pero al mismo tiempo la matriarca de la familia trabajó detrás de cámaras ofreciendo todo su apoyo. Sin embargo, el apoyo a su esposo en su carrera política es sólo uno de los muchos “sombreros” que esta mujer especial lleva. No sólo es la devota esposa de Willard Mitt Romney, el ex candidato presidencial republicano, ella es también la madre de cinco hijos, Taggart, Matthew, Joshua, Benjamin y Craig, todos los cuales la aman, la adoran, y la respetan mucho. Ella también es la orgullosa abuela de 18 nietos. Además de sus responsabilidades como esposa y madre, ella también ha tenido que lidiar con el cáncer y la esclerosis múltiple en su joven vida. No está dispuesta a ser derrotada por los exámenes y las pruebas de la vida, también da desinteresadamente parte de su tiempo a organizaciones de caridad, en particular, las organizaciones infantiles de caridad.

Las palabras del rey Lemuel de la profecía que su madre le enseñó, como se registra en el libro de los Proverbios del Antiguo Testamento, probablemente describen mejor sus atributos. En el capítulo 31 de Proverbios se registran las palabras:

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su valor sobrepasa grandemente al de las piedras preciosas. El corazón de su marido está en ella confiado, y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal todos los días de su vida. . . . Se levanta siendo aún de noche y da comida a su familia y tarea a sus criadas. . . . Extiende su mano al pobre, y tiende sus manos al menesteroso. . . . Conocido es su marido en las puertas de la ciudad cuando se sienta con los ancianos de la tierra. . . . Fuerza y honor son su vestidura, y se ríe de lo por venir. Abre su boca con sabiduría, y la ley de la clemencia está en su lengua. Considera la marcha de su casa y no come el pan de balde. Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada, y su marido también la alaba. (Proverbios 31: 10-12, 15, 20, 23, 25-28)

¿Quién es esta mujer extraordinaria? Ella es Ann Lois Romney. Nacida como Ann Lois Davies, hija de Edward Roderick Davies y Lois Davies, el 16 de abril de 1949, se crió en Bloomfield Hills, Michigan. Ella tiene dos hermanos. Su padre, originario de Caerau cerca de Bridgend, Gales, era un hombre de negocios por mérito propio que co-fundó Industrias Jered, un fabricante de maquinaria pesada para uso marino ubicado en Troy, Michigan, en 1946. Él también había sostenido la posición de medio tiempo de alcalde de Bloomfield Hills. Al ser criado como un congregacionalista galés, se convirtió en una fuerte oposición para la religión organizada, pero a petición de Ann, la familia ocasionalmente asistía a la iglesia, y ella se identificaba como episcopal. Ella también ayudaba en la planta de su padre a veces.

Ann se enteró de Mitt Romney por primera vez cuando asistía a la escuela primaria. Asistió a la Escuela Kingswood en Bloomfield Hills, una escuela privada que fue la escuela hermana de Cranbrook School, la escuela de varones, donde Mitt asistió. Los dos se volvieron a presentar y comenzaron a salir en marzo de 1965.

Mientras Mitt asistía a la Universidad de Stanford por un año, y luego se fue a servir en una misión de dos años y medio para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (comúnmente conocida como la Iglesia Mormona) en Francia, ella tomó la decisión de convertirse en un miembro de la Iglesia Mormona en 1966. Para ello aceptó la dirección del padre de Mitt, George Romney, quien era entonces gobernador de Michigan, quien la incluyó en eventos familiares, mientras que Mitt estaba ausente. A causa de su bondad para con ella, ella lo eligió para bautizarla.

Ann se graduó de la secundaria en 1967 y comenzó a asistir a la Universidad Brigham Young (BYU). También pasó un semestre en la Universidad de Grenoble en Francia durante su primer año y estuvo allí durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 1968. Las normas del misionero mormón sólo le permitían dos visitas breves a Mitt y muy pocas llamadas telefónicas. Ella se involucró mucho con la vida del campus de BYU y pasaba varios días a la semana como voluntaria en la oficina de asuntos académicos. Mientras asistía a la Universidad de Brigham Young, empezó a salir con el futuro empresario académico Kim S. Cameron y envió a Mitt una carta del tipo “querido Juan”, a la que Mitt respondió con cartas pidiéndole que lo esperara.

Mitt regresó de su misión en diciembre de 1968, y los dos se casaron en una ceremonia civil el 21 de marzo de 1969, en su casa de Bloomfield Hills, con una recepción después en el Country Club de Bloomfield Hills. Entre los 250-300 invitados estaban el líder de EE.UU. de la minoría Gerald Ford y ejecutivos de automotrices como Semon Knudsen y Cole Edward, y el presidente Richard Nixon envió sus felicitaciones. Al día siguiente, la pareja viajó a Utah para una ceremonia de bodas en el interior del Templo de Salt Lake. Los padres de ella no pudieron asistir a la ceremonia en el interior del templo, ya que no eran mormones, pero estuvieron presentes en un posterior desayuno de bodas realizado para ellos a un lado de la calle. Sus dos hermanos se convirtieron al mormonismo un año después que ella. Su madre se convirtió poco antes de su muerte en 1993. Su padre, sin embargo, nunca se convirtió a la fe mormona, pero la familia realizó un bautismo por los muertos en su nombre un año después de su muerte 1992.

En 1975, Ann recibió una Licenciatura en Artes en francés. De 2003 a 2007 fue la Primera Dama de Massachusetts mientras Mitt se desempeñaba como gobernador del estado. Durante su tiempo como primera dama de Massachusetts, se desempeñó como enlace del Gobernador para las iniciativas federales basadas en la fe. También participó en una serie de organizaciones benéficas para niños, incluyendo Operación Niños.

Vivir con esclerosis múltiple y cáncer de mama

En 1997, Ann comenzó a experimentar entumecimiento severo, fatiga y otros síntomas, y justo antes del día de Acción de Gracias en 1998, fue diagnosticada con esclerosis múltiple. Mitt describió el verla salir mal de una serie de pruebas neurológicas como “el peor día de mi vida”. Más tarde declaró: “Yo no podría desempeñarme sin Ann. Somos una asociación. Siempre hemos sido una sociedad por lo que su salud y que podamos estar juntos es esencial”. Ella inicialmente experimentó un período de grave dificultad con la enfermedad, y más tarde dijo: “Yo estaba muy enferma en 1998, cuando fui diagnosticada. Estaba bastante desesperada, bastante asustada y muy, muy enferma. Fue difícil al principio, sólo pensar, así es como me voy a sentir por el resto de mi vida”.

Desde entonces, ella acredita a una mezcla de tratamientos convencionales y alternativos el darle un estilo de vida mayormente sin limitaciones. Inicialmente se utilizan corticosteroides, incluyendo por vía intravenosa, y les acredita la ayuda a detener el progreso de la enfermedad. Más tarde los dejó y también algunos otros medicamentos debido a los efectos secundarios contraproducentes. Ha participado de la reflexología, la acupuntura y la terapia cráneo-sacral. Ella es un miembro del Consejo para el capítulo de Nueva Inglaterra de la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple.

En 2008, Ann fue diagnosticada con carcinoma ductal in situ, un tipo no invasivo de cáncer de mama. Se sometió a una tumorectomía en diciembre de 2008 y ha estado libre de cáncer desde entonces.

Esclerosis Múltiple y Equinoterapia

Ann Romney es también una ávida ecuestre y acredita a su participación renovada en eso mientras vivía en Cedar Park, Utah (donde la familia Romney había construido una casa de vacaciones y donde vivieron mientras Mitt estaba a cargo de los Juegos Olímpicos de 2002) la mayor parte de su recuperación después de ser diagnosticada con esclerosis múltiple, así como su capacidad continua de hacer frente a la debilitante enfermedad.

A finales de 1998, los síntomas de Ann, que incluían la fatiga extrema y el entumecimiento en la pierna derecha, fueron tan graves que no podía levantarse de la cama. Fue hospitalizada y tratada con esteroides IV destinados a detener el avance de la esclerosis múltiple. Después de seis meses de tratamiento con esteroides, se cambió a las terapias alternativas, como la acupuntura y la terapia equina.

“Realmente sentí que estaba en la vía rápida a quedar incapacitada por el resto de mi vida, así que pensé, ¿qué es lo que realmente quiero hacer que no he hecho en mi vida?”, dijo a Dressage Today. “Y me acordé de mi amor por los caballos”.[3]

Cuando Ann empezó a montar a caballo, estaba tan enferma que en verdad tenía que arrastrarse fuera de la cama para sus lecciones, y ella sólo podía pasar sobre el caballo unos minutos antes de que estuviera agotada. Pero rápidamente comenzó a notar los beneficios en su salud.

“Montar a caballo es verdaderamente una medicina para mí”, dijo a Dressage Today. “Me sentaba en un caballo y olvidaba incluso que estaba enferma. Estaba tan alegre y emocionada que llevó mi estado emocional a otro lugar, y físicamente, me mantenía en movimiento y recargó mi sistema. Después de eso me siento muy bien por varias horas. Entonces tengo que salir de la cama de nuevo al día siguiente”.

Ella dice que fue esta terapia de 2.500 años de antigüedad lo que le salvó la vida. Nuevos estudios han demostrado que el tratamiento que utiliza, equitación terapéutica, en realidad tiene algunos beneficios notables para frenar los síntomas de la esclerosis múltiple y otras enfermedades debilitantes.

Yo estaba muy, muy débil y muy preocupada por mi vida, pensaba que iba a estar en una silla de ruedas también. . . . Después que volví a los caballos, mi vida ha sido radicalmente diferente. Ellos me dieron la energía, la pasión por salir de la cama cuando estaba tan enferma que pensaba que jamás quería salir de la cama.

Obras de caridad

Ann Romney ha estado involucrada en una serie de organizaciones benéficas para niños, incluso ha sido directora de Best Friends, orientada a las ciudades del interior, que busca ayudar a los adolescentes de zonas urbanas del interior. Ella aboga por un enfoque basado en el celibato como prevención del embarazo adolescente. Ha trabajado extensamente con  Ten Point Coalition en Boston y con otros grupos que promueven una mayor seguridad y mejores oportunidades para los jóvenes urbanos.

Fue miembro honorario del consejo de Families First, un programa de educación para padres en Cambridge, Massachusetts. También fue instructora voluntaria de las niñas de secundaria en la academia multicultural Mother Caroline en Boston.

Ella ha dicho que su interés en ayudar a niños de escasos recursos se remonta a cuando ella y sus cinco niños vieron un vehículo que transportaba a un grupo de niños a un centro de detención del Departamento de Servicios a la Juventud de Massachusetts. Empezó como voluntario para el United Way de la Bahía de Massachusetts poco después de eso, y para 2002 se desempeñaba como uno de los miembros de la junta de esa organización. Ella estaba en el comité de Fe en Acción para la United Way, en colaboración con las instituciones religiosas locales para ayudar a los niños en riesgo y ayudó a fundar United Way Faith and Acción. Anteriormente, en 1996, fue miembro de la Junta Consultiva de Massachusetts de Stand for Children. Y, durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 2002, fue co-presidenta de la caridad Olympic Aid, que ofrece actividades deportivas y programas para niños en zonas devastadas por la guerra.

Premios y reconocimientos

En 2005, Ann recibió un título honorario de la Universidad Mount Ida. En 2006, recibió el Premio a la Inspiración de la Sociedad de EM del Capítulo Central de Nueva Inglaterra de la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple y el premio Lifetime Achievement 2006 de Operatión Kids basado en Salt Lake City. En mayo de 2008, compartió con su esposo la Medalla de Canterbury del Fondo Becket para la Libertad Religiosa, por “negarse a comprometer sus principios y su fe” durante la campaña presidencial de ese año.

Hay un viejo adagio que dice: “Detrás de cada buen hombre hay una gran mujer, y allí encontramos a Dios”. Ese adagio ha resultado cierto en la vida Mitt y en el hogar Romney, y esa gran mujer se encuentra en la matriarca y el verdadero latido del corazón de la casa Romney, Ann Lois Romney.

Recursos Adicionales:

Creencias mormonas básicas y verdaderos mormones

Donaciones mormonas

Mujeres mormonas

 

Este artículo fue escrito por:

Keith L. Brown