Ha habido mucho debate acerca de la razón por la que Mitt Romney perdió la candidatura para Presidente de los Estados Unidos. Algunos culpan al Partido Republicano, mientras que otros dicen que fue porque los demócratas tenían un juego territorial inmejorable.

mitt-romney-familia-mormonaEs interesante que no muchos señalen a Romney, a pesar de sus orígenes inciertos.

Él tuvo muchos obstáculos para iniciar, en particular su propia riqueza personal, que parecía ser percibida como una desventaja en lugar de una señal de éxito, y su pertenencia a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada erróneamente la “Iglesia Mormona”).

Ben Collins, de Mitt Romney Central (MRC), explicó el difícil camino que Romney ha recorrido:

57,7 millones de personas vieron lo que nosotros aquí en Mitt Romney Central hemos creído acerca de Mitt Romney desde el principio, que iba a ser la mejor persona para dirigir a los Estados Unidos en estos tiempos difíciles y cambiantes.

… Mitt Romney ha tenido que superar grandes obstáculos para convertirse en el candidato del Partido Republicano. No sólo era de uno de los estados más liberales del país… también, Romney tuvo que abrir nuevos caminos para la libertad religiosa al ser el primer candidato mormón de un partido importante. En un partido con un número tan grande de conservadores religiosos, esto no fue una tarea fácil.

… Por otra parte, Romney fue el primer empresario en  estar tan cerca de la presidencia en mucho tiempo. Una triste realidad en la política estadounidense es que las personas con antecedentes de negocios exitosos están expuestas a todo tipo de ataques de sus oponentes políticos. Romney merece gran crédito por haber abierto un nuevo camino en todas estas áreas.

Collins dijo que a pesar de los que se mostraron escépticos o que querían anularlo, uno de los mayores logros de la campaña fue que Romney empataba al presidente Obama en la recaudación de fondos sin la ventaja de ser el presidente en ejercicio.

Elogió a Romney por ejecutar una gran campaña y ha añadido: “Ha sido un sacrificio que Romney no tenía que hacer. Romney lo hizo por amor a su país y un deseo genuino de hacer que Estados Unidos esté en el camino correcto. Felicitamos a Mitt Romney por los obstáculos que ha superado”.

Hablando como analista para el Partido Republicano, Newt Gingrich dijo que estaba “estupefacto” por la derrota.

Estábamos equivocados.

Estábamos equivocados acerca de los resultados.

Estábamos equivocados acerca de la composición del electorado.

Estábamos equivocados acerca de la mezcla de publicidad y el mensaje que debían funcionar…

Esto no fue sólo una derrota personal para el gobernador Mitt Romney y el congresista Paul Ryan…

Esta fue una derrota para todo el grupo y debe considerarse como una llamada de atención profunda.

Ann Coulter, columnista de Universal News y autora de ocho libros best-seller concuerda con Gingrich. Expresó su opinión en un artículo en su sitio web, Don’t Blame Romney (No culpen a Romney).

Todas las predicciones de las elecciones se equivocaron, excepto una: Los titulares suelen ganar.

Los republicanos han obtenido la presidencia una sola vez en el siglo pasado, y eso fue en 1980, cuando Ronald Reagan derrotó a Jimmy Carter. Lamentablemente, el récord de Reagan sigue estando seguro.

Coulter dijo que ella había apoyado a Romney en 2008, pero pasó a apoyar al gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, a mediados del primer mandato de Obama. Ella continuó:

Pero estaba equivocada. Romney era el candidato perfecto, y él era el presidente que este país necesitaba en este momento… En efecto, Romney es uno de los mejores candidatos a la presidencia que los republicanos hayan lanzado jamás.

Fiel a su estilo y siempre optimista, Romney elogió a las miles de personas que habían trabajado incansablemente durante la campaña. En una carta en MRC, escribió:

Ann y yo no podríamos agradecerles lo suficiente por apoyar y creer en nuestra causa.

Esto fue más que una simple campaña, fue un movimiento nacional.

Gracias por el trabajo que realizaron, yendo por los vecindarios a tocar puertas y poniendo letreros en los jardines. Gracias por hacer llamadas telefónicas, por ir a los mítines, por la donación de fondos, y por convencer a los amigos y familiares de unirse a nuestro equipo.

Lo que es realmente inspirador es que se unieron porque ustedes se preocupan por los Estados Unidos.

Todavía creemos que los mejores días están por venir. Todo depende de nosotros para reunirnos y renovar la promesa de Estados Unidos y restaurar la grandeza estadounidense.

Desde el fondo de nuestros corazones, Ann y yo les damos las gracias por su apoyo, sus oraciones, sus esfuerzos y su voto. Estamos eternamente agradecidos con todos y cada uno de ustedes.

Hoy es un nuevo día. Sigan creyendo en los Estados Unidos.

Gracias y que Dios bendiga a los Estados Unidos,

Mitt y Ann Romney

En un cordial homenaje de despedida a Romney, Collins respondió por sí mismo y en nombre de sus muchos compañeros de trabajo:

Con el corazón lleno, mi último mensaje para MRC es un intento de transmitir lo imposible, la profundidad de la gratitud y la admiración que siento por Mitt y Ann Romney. Simplemente no hay dos estadounidenses mejores.

Para Mitt y Ann… Ustedes son héroes. Dejando a un lado las comodidades de la vida privada y el hogar, debido a que aman entrañablemente a los Estados Unidos, abrieron sus brazos para nuestra nación. Ustedes no ofrecían un abrazo miserable, torpe, de un brazo, por obligación, de medias palmadas. No, ofrecían un abrazo grande, amplio, que todo lo abarcaba, que expresaba amor y preocupación.

Y era maravilloso. Sentimos sus brazos alrededor de nosotros durante casi un año y medio. Sin pensar en su beneficio personal, resistieron y brillaron a través de una rigurosa campaña, el escrutinio continuo, la brutal oposición, la calumnia incesante, la parcialidad de los medios, los críticos de sillón, las largas e interminables horas de pie, el vivir con una maleta de viajes, y el precioso tiempo lejos de su atesorada familia y otros seres queridos.

¡Lo lograron!

Con un profundo deseo de ayudar a revitalizar y restaurar nuestro atribulado y económicamente traumatizado país, ¡lo lograron! Ustedes nos inspiraron, nos elevaron, y nos dieron una verdadera esperanza. Lo hicieron con férrea determinación, fortaleza y ​​estilo. Y, ataron todo con una cinta de valor y clase.

En declaraciones en Fox News acerca de la noche de las elecciones, la recalcitrante estratega demócrata, Susan Estrich, dijo que usted, el gobernador Romney, era un “ejemplo de dignidad y gracia, y marcó la pauta” para la civilidad. Ella dijo la verdad.

Este artículo fue escrito por Jan Mayer, miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Recursos Adicionales:

Creencias mormonas básicas y verdaderos mormones

El Señor Jesucristo en el mormonismo

Familias mormonas